Calibrar el grupo

Cuando aplicamos la metodología coaching en el aula, lo primero,  conocer al grupo. Saber quiénes son, cómo se relacionan los diferentes integrantes y detectar sus necesidades.

Este proceso inicial se llama calibrar el GRUPO. Este término lo introduje de pasada en la entrada del 27 de mayo donde comentaba “la confianza en el grupo”. En la presente entrada, me gustaría profundizar en la importancia de este concepto.

Si buscamos el significado del verbo calibrar, una de las definiciones se refiere al hecho de evaluar, medir una magnitud en función de un patrón preestablecido. Esta palabra ha sido adaptada por la PNL (Programación Neurolingüística) tomando el significado de conocer al otro sin juzgarlo, dejando de lado los prejuicios, con el objetivo de detectar cuáles son sus necesidades y como le puedo echar una mano.

Y eso, precisamente, es lo que debemos hacer los docentes ante el nuevo grupo-clase, sobre todo si trabajamos con ellos y ellas como tutores y tutoras.

Con qué herramientas puedo calibrar el grupo?

  • La observación en el aula. Cuando estamos ante el grupo ya sea en la clase de nuestra materia o en una tutoría grupal tenemos que ver cómo se interrelacionan, cómo responde cada uno a las diferentes propuestas que los haga, como siguen el desarrollo de la clase …. Puede pensar que esto es muy difícil, que son demasiados factores a tener en cuenta cuando en el aula tenemos 30 adolescentes y “prouta trabajo tengo para que estén callados y atentos …”Evidentemente, la realidad en el aula es diversa y compleja, pero tenemos recursos. No hace falta estar todo el rato observándolos, estudiando los … pero puedo dedicar un ratito a fijarme en algún alumno un día, otro día lo dedico a la observación de otros, voy tomando alguna nota (para no olvidar-me, porque tenemos muchas cosas en la cabeza ) y de esta manera al cabo de unos días tengo una radiografía del grupo.
  • Las salidas de tutoría. Desde mi punto de vista las salidas tutoriales son básicas para calibrar el grupo, para establecer vínculos con el alumnado, para romper dinámicas y crear otras nuevas. Porque cuando me refiero a salidas de tutoría me imagino una salida de un día o de medio día donde el objetivo es que el grupo se conozca, interrelaciones, lo pase bien, juegue, coopere y colabore. Por lo tanto es una salida que desde el instituto, los docentes encargados, lo tendremos programado y la dirigiremos. Por ejemplo, ir a pasar una mañana en la playa o un parque con toda una propuesta lúdica llena de juegos y dinámicas de grupo donde el tutor se convierte en el dinamizador de cada una de las dinámicas: desde jugar al pañuelo, tirar de la cuerda , crear esculturas humanas, carreras en grupos, jugar con los ojos tapados …. y también convendría dedicar un rato a:
    • compartir cómo nos hemos sentido
    • qué hemos descubierto de nosatltres mismos y los demás
    • ¿Qué me llevo de esta salida ….

Buena parte de los juegos y dinámicas que he utilizado en este tipo de salidas los he sacado del libro La alternativa del juego de Paco Cascón, de la editorial Libros de la Catarata.

Deseo que estas pequeñas indicaciones os sirvan para probar y experimentar con vuestros grupos y conseguir un buen clima, un ambiente de confianza y de buen aprendizaje.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s