La asertividad

¿Qué es la asertividad?

La asertividad pretende describir una conducta de autoafirmación, sin agredir y respetando al otro. O sea, es la capacidad de expresar lo que sentimos y pensamos, de manera cómoda y sin atacar al otro.

Es hablar en primera persona, ya que sólo así podemos defender o afirmar lo que pasa, sin emplear el juicio, la culpabilidad …. sino expresando nuestro punto de vista, lo que pensamos, pero teniendo en cuenta al otro.

Para expresarse de una manera asertiva podemos utilizar la técnica: DESC (Guix, X. (2009) Pensar no es de franc.Barcelona: Ediciones Granica)

  • Describir
  • Expresar
  • Sugerir
  • Consecuencias

DESCRIBIR
Situar en el otro. O sea cuál es el hecho y cómo se ha llegado. Es una manera de pedir permiso para entrar progresivamente en el problema. También puede servir para darte cuenta que  la situación que tú has vivido como problema, el otro no lo ha visto de esta manera. Para empezar es necesario que haya acuerdo en la descripción.

EXPRESAR
Es donde manifestamos nuestros pensamientos y emociones. Expresamos cómo nos sentimos ahora y aquí ante la situación. Lo hacemos en presente. Utilizamos la primera persona. Al hacerlo de esta manera nadie nos puede negar lo que pensamos y sentimos.

SUGERIR
Al encarar una conversación de esta manera tenemos que aportar alternativas, hay que poder afirmar lo que deseamos, lo que sería bueno para nosotros, nuestras necesidades. Hay que transmitir al otro lo que esperamos de su conducta o de la pauta de relación deseable para el futuro. Atención: es muy diferente sugerir que exigir. Una actitud asertiva respeta en todo momento la misma persona y el otro. El otro es libre de aceptar nuestra sugerencia y nosotros tenemos la libertad de decidir cómo actuar si el otro nos demuestra que hace caso omiso de nuestras sugerencias.

CONSECUENCIAS
Cuando sugerimos una conducta, ésta puede tener efectos positivos o negativos.

Ejemplo de utilización de esta técnica:

Imaginemos una conversación entre un adulto (padre / madre) con su hijo adolescente sobre el tiempo que dedica a estudiar y cómo lo hace.

Hace tiempo me dijiste que las tardes del lunes y del miércoles las utilizarías para hacer los deberes y estudiar. DESCRIPCIÓN

Últimamente, cuando estás en la habitación estudiando, escucho una música muy fuerte y me hace sentir incómodo. El pasado miércoles cuando entré para comentarte algo te encontré tumbado en la cama sin hacer nada y eso me desilusionó. Me gustaría confiar en ti y saber que estás haciendo las tareas de la escuela, tal y como habíamos quedado. EXPRESAR

Si no te importa, podríamos volver a hablar del tema. Y ver de qué manera te puedes organizar el tiempo de estudio. Quizá lo que comentamos hace unos días ahora has visto que no te funciona … SUGERIR

Pienso que si hablamos podemos buscar una solución juntos que sea buena para tiCONSECUENCIA POSITIVA

Si lo seguimos arrastrando, cada vez nos sentiremos peor y, sinceramente, me sabría muy mal perder la confianza que te tengo por algo así. CONSECUENCIA NEGATIVA

Desde aquí os invito a practicar este tipo de comunicación, hablar desde uno mismo en lugar de juzgar, recriminar o atacar al otro.

SEAMOS ASERTIVOS!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s