COACHING EDUCATIVO

Uno de los campos donde utilizo la metodología coaching es en el ámbito escolar. El coaching, que se basa en la conversación significativa entre el coach y su cliente,escuela puede usarse perfectamente en este ámbito.

El coaching para docentes o COACHING EDUCATIVO se puede definir como una metodología que busca una manera de entender la educación desde la responsabilidad. La responsabilidad del agente educativo hacia su labor y hacia su alumnado y la responsabilidad del alumno hacia su propio proceso de aprendizaje. Esta metodología se vertebra desde la idea del “aprender a aprender” donde los educadores, a partir del diálogo y la conversación transformadora, motivan y acompañan hacia los objetivos que se han planteado.

chicos ESOPodemos decir que es una metodología donde el alumno se convierte en protagonista de sus decisiones y el docente anima, acompaña, escucha, retorna y sobre todo motiva hacia la acción para conseguir los objetivos fijados. Precisamente, estas competencias y habilidades son las que se trabajan desde el coaching.

La escucha activa, la empatía, el arte de hacer “buenas preguntas” y el feedback son piezas clave en un proceso de coaching. Por lo tanto, cuando un profesional de la educación se adentra en esta metodología, debe practicarlas y huir de etiquetar al alumnado, de las presuposiciones, de emitir juicios y de aconsejar cuando no se le pide. Se debe trabajar desde la paciencia, adecuándose al ritmo del otro y descubrir qué es lo que realmente necesita.

Anuncios

Un comentario en “COACHING EDUCATIVO

  1. Solo quería dejar un pequeño testimonio, que espero haga reflexionar a a quien lo pueda leer. En mi experiencia profesional dentro del coaching con docente los problemas que me encuentro en un 99 % de los casos están creados por el propio sistema educativo, me explico con un par de ejemplos.
    1) Cuando llevamos a nuestro hijos al colegio les entregamos unas criaturas llenas de curiosidad con una ansia natural de aprender, pues aun disfrutan aprendiendo. Al poco nos devuelven unos niños que consideran que aprender es un trabajo.
    2) Nuestros hijo desprendían imaginación a raudales y podían encontrar mil usos para un simple sombrero, después te dicen: ¡esto se hace así!, que me lo ha dicho la profe. ¿les suena esta frase?
    ¿Dije dos?, ¡que sean tres!
    3) Aprendemos a andar porque no nos da miedo caernos, lo mismo que aprendemos a hablar porque no nos da miedo equivocarnos. Después de unos cuantos años de horarios y sirenas, nuestro hijos tienen tanto miedo a equivocarse que dejan de intentar cientos de cosas solo porque pre-visualizan la posibilidad de que les salga mal.

    Mucha gracias Francesc por dejarme expresar en tu blog y un abrazo para ti y todos tu lectores. 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s