COACHING EDUCATIVO

Uno de los campos donde utilizo la metodología coaching es en el ámbito escolar. El coaching, que se basa en la conversación significativa entre el coach y su cliente,escuela puede usarse perfectamente en este ámbito.

El coaching para docentes o COACHING EDUCATIVO se puede definir como una metodología que busca una manera de entender la educación desde la responsabilidad. La responsabilidad del agente educativo hacia su labor y hacia su alumnado y la responsabilidad del alumno hacia su propio proceso de aprendizaje. Esta metodología se vertebra desde la idea del “aprender a aprender” donde los educadores, a partir del diálogo y la conversación transformadora, motivan y acompañan hacia los objetivos que se han planteado.

chicos ESOPodemos decir que es una metodología donde el alumno se convierte en protagonista de sus decisiones y el docente anima, acompaña, escucha, retorna y sobre todo motiva hacia la acción para conseguir los objetivos fijados. Precisamente, estas competencias y habilidades son las que se trabajan desde el coaching.

La escucha activa, la empatía, el arte de hacer “buenas preguntas” y el feedback son piezas clave en un proceso de coaching. Por lo tanto, cuando un profesional de la educación se adentra en esta metodología, debe practicarlas y huir de etiquetar al alumnado, de las presuposiciones, de emitir juicios y de aconsejar cuando no se le pide. Se debe trabajar desde la paciencia, adecuándose al ritmo del otro y descubrir qué es lo que realmente necesita.

Acaba el curso

Ahora que se acerca el final del curso escolar, y después de bastantes días sin escribir en esta versión en castellano de mi blog, comparto con todos vosotros un víedo que he encontrado en You Tube.

Me ha gustado mucho el mensaje que transmite, y como nos lo transmite.

Ojalá podamos decir lo mismo que nos canta Guillermo Echevarría en esta “Mi Tesis de Preescolar”, cuando acabe junio y cerremos el curso.

En la escuela, en el instituto se aprenden muchas más cosas además de las matemáticas,las ciencias, el inglés o la historia …

La clase

Hoy comienzo un nuevo tipo de entradas dónde, de vez en cuando, comentaré alguna película que me haya parecido provechosa para utilizar en el aula si somos docentes o para reflexionar sobre algún tema interesante.

La clase es un película francesa que el año 2008 ganó la palma de oro al festival de Cannes. Nos presenta el recorrido de un grupo clase y su tutor durante un curso escolar. El formato que utiliza es casi de documental, no hay concesiones narrativas y el escenario es el instituto. Con esto quiero decir que no conocemos la vida de los protagonistas fuera de las paredes del instituto.

La película quiere ser una radiografía de un momento concreto de la educación secundaria francesa en un suburbio en las afueras de París. Pienso, que el director del film consigue hacer esta fotografía del aula y el grupo y nos muestra las paradojas de la función docente. En este caso, François, el profesor y tutor protagonista, cree en una educación basada en el diálogo y el acercamiento con el alumnado. Es consciente del lugar dónde está, pero lucha por no caer en las sanciones desmesuradas….. pero la realidad  se impone ante su manera de entender la educación.

Esta película nos invita a la reflexión y a darnos cuenta de la complejidad del ejercicio de la docencia con responsabilidad y sus paradojas. Creo que puede ser interesante que alumnos de 4rt de ESO y de Bachillerato la puedan ver y extraer un buen diálogo posterior.

Conflictos en el aula: Factores de indisciplina

Hace un tiempo colgué una entrada sobre la gestión de conflictos en el aula. Ahora, en esta nueva entrada analizaré algunas de las causas de estos conflictos  que pueden acabar convirtiendose en factores de indisciplina.

Por qué nuestro alumnado causa conflictos en el aula?

A partir de este planteamiento puedo buscar justificaciones al comportamiento del alumnado. Su mal comportamiento es debido a que su familia tiene problemas, porque ha perdido la motivación, porque la sociedad actual no favorece el aprendizaje con esfuerzo ….

Y si cambiamos el planteamiento de la pregunta: ¿Para qué tiene este comportamiento en el aula?

O sea, ¿qué nos están diciendo nuestros alumnos con su actitud?

Entre otras cosas, nos están haciendo ver que:

  • Se aburren en clase
  • Ven la incompetencia del docente
  • Tienen pereza y notan la nuestra
  • No les gusta que les imponguemos las cosas porque si
  • Se sienten mal si los despreciamos
  • Necesitan tener unos límites claros

Ante este listado podemos investigar diferentes caminos para hacerle frente:

  • Si el alumnado se aburre será por falta de interés. ¿De qué manera puedo hacer las clases más interesantes? ¿Cómo puedo conseguir que mi alumnado se implique en la clase? Se sienta protagonista de su aprendizaje?
  • La incompetencia del docente se suple con competencia. Una competencia que además de incluir la materia de la que es especialista, tiene que aportar herramientas y recursos para gestionar el grupo.
  • La pereza necesita la motivación. Nosotros somos el motor y si nosotros, los docentes, vamos a medio gas los alumnos también.
  • Una buena manera de disminuir la comunicación autoritaria e impositiva del docente es usar el diálogo. Dejar ver a nuestro alumnado que no somos portadores de la verdad absoluta y que necesitamos su opinión y colaboración para construir juntos el aprendizaje en el aula.
  • El desprecio se puede mostrar de muchas maneras, no hace falta que sea a partir de la agresividad y las faltas de respeto y descalificaciones. A veces ignoramos a alguien de manera inconsciente, o lo dejamos con la palabra en la boca o no podemos atender su demanda …. ¿Qué puedo hacer? Cuando me doy cuenta que esto me ha pasado puedo buscar a la persona y comentarle, hacerle ver que no ha sido intencionado sino que en aquel momento no podía atenderlo que ya buscaremos juntos un espacio para hacerlo.
  • Los límites. Dentro del aula el alumnado tiene que saber cuáles son las reglas de juego. A veces las damos por supuestas ya que llevan un tiempo en el centro, etc … Creo que es bueno recordarlas y consensuarlas.

Me gustaría que esta reflexión te invitara a buscar maneras de vivir mejor nuestra vida en el aula!

Un cuento para pensar….

Hoy os propongo un cuento de Jorge Bucay. A ver qué os parece.

EL ELEFANTE ENCADENADO

Cuando yo era chico me encantaban los circos, y lo que más me gustaba de los circos eran los animales. También a mí como a Otros, después me ente, me llamaba la atención el elefante. Durante la Función, la enorme bestia Hacia despliegue de apoyo tamaño, peso y Fuerza descomunal … pero después de apoyo Actuación y subasta un rato antes de volver al Escenario, el elefante quedaba Sujeto solamente por una cadena que aprisionaba una de suspensión patas clavada a una pequeña estaca clavada en el suelo. Sin embarga, la estaca era solo un minúsculo pedazo de madera Apenas enterrada UNOS centímetros en la tierra. Y aúnque la cadena era Grueso y poderosa me parecía obvio que ESE animal Capaz de arrancar un árbol de Cuajo con apo propia Fuerza, podría, con facilidad, arrancar la estaca y huir.

El misterio se evidente: ¿Qué lo mantiene entonces? ¿Por qué no huye?Cuando tenía 5 o 6 años yo Todavía creía en la sabiduría de los Grandes.Pregunte entonces a algún maestro, a algún padre, oa algún tío por el misterio del elefante. Algunos de Ellos me explica que el elefante no se escapaba Porque estaba amaestrada.

Hice ENTONCES la pregunta obvia:-Si está amaestrada, ¿por qué lo encadenan?No recuerdo haber recibido ninguna respuesta coherente.

Con el tiempo me olvidé del misterio del elefante y la estaca … y Sólo lo recordaba Cuando me encontraba Con otro que también se habian Hecho la mísma pregunta.

Hace algunos años descubrió que por suerte para mí Alguien habia sdo lo Bastante sabio como para encuentro con la respuesta: El elefante del circo no se escapa Porque ha estado atado a una estaca Parecido desde Muy, Muy pequeño.

Cerré los ojos y me imagino al pequeño recién nacido Sujeto a la estaca. Estoy seguro de que en aquel momento el elefantito empujó, tiró, sudo, tratando de soltarse. Y a pesar de todo “apo Esfuerzo, no pudó. La estaca era ciertamente Muy Fuerte para el. Juraría que se durmió agotadas, y que al día Siguiente volvió a probar, y también Al otro y al que le seguía …

Hasta que un día, un terrible día para apo historia, el animal acepta apo impotencia y se resigna a apo destino. Este elefante enorme y poderoso, que Vemos en el circo, no se escapa Porque cree-pobre-que NO púede. Él Tiene registro y recuerdo de apoyo impotencia, de aquella impotencia que sintio Poco después de nacer. Y el peor es que jamás se ha vuelto a cuestionar seriamente ESE registro. Jamás … jamás … intento Poner a prueba apo Fuerza otra vez …

  • Cuando leo este cuento me planteo de qué cosas creo no poder escapar.
  • ¿Cuántos NO PUEDO tengo escondidos?
  • Debo encontrar el momento para afrontarlo y probar de nuevo.

Este cuento lo he trabajado en el aula, con mis alumnos, y les ha servido para pensar un poco en ellos mismos. Algunos han descubierto que se han dado por vencidos demasiado pronto y que vale la pena volver a intentarlo.

También, con grupos de adultos hemos reflexionado sobre el miedo al cambio, sobre las creencias que nos limitan, nuestro autoconcepto que a menudo se convierte en un freno ante las novedades que se nos presentan.

Os dejo un enlace de un vídeo precioso sobre este cuento:

Recursos para iniciar el curso

Como docentes, si nos decidimos a ir incorporado la metodología coaching en el aula, estos días de inicio de curso escolar, será muy importante crear un ambiente propicio dentro del aula.

¿Qué podemos hacer?

Dedicar un rato a conocernos. Seguro que muchos ya lo hacemos, pero pienso que es bueno que reflexionemos sobre este tema.

¿Qué significa este “conocernos”?

En mi caso es saber quien tengo en el aula, además de aprenderme los nombres de mis alumnos, es interesante conocer un poco su historia. De dónde vienen, que les gusta, cómo se plantean este nuevo curso …. Esto permite crear el vínculo necesario para que el aprendizaje sea significativo. Porque si se establece un buen vínculo docente – alumno, el aprendizaje es más vivencial y rico.

¿Qué hacer?

Se pueden trabajar dinámicas de presentación, aunque el alumnado ya se conozca de otros cursos. Propongo alguna dinámica donde además de presentarme con mi nombre también tenga que explicar algo más como por ejemplo:

  • mi plato favorito
  • la canción que más me gusta
  • qué cosa hago muy, muy bien
  • qué objetivo tengo para este nuevo curso
  • que hago en mi tiempo libre

Estas preguntas y/u otras que se os ocurran las pueden contestar en pareja y luego en un círculo cada alumno/a presenta a su pareja.

Así conseguimos varias cosas:

  • Toda la clase conocerá algún aspecto nuevo de sus compañeros y compañeras y puede ayudar a romper alguna mala dinámica.
  • Es un rato distendido, donde la gente ríe y lo pasa bien.
  • El profesorado toma información de su alumnado

Os deseo un muy buen inicio de curso!!

Calibrar el grupo

Cuando aplicamos la metodología coaching en el aula, lo primero,  conocer al grupo. Saber quiénes son, cómo se relacionan los diferentes integrantes y detectar sus necesidades.

Este proceso inicial se llama calibrar el GRUPO. Este término lo introduje de pasada en la entrada del 27 de mayo donde comentaba “la confianza en el grupo”. En la presente entrada, me gustaría profundizar en la importancia de este concepto.

Si buscamos el significado del verbo calibrar, una de las definiciones se refiere al hecho de evaluar, medir una magnitud en función de un patrón preestablecido. Esta palabra ha sido adaptada por la PNL (Programación Neurolingüística) tomando el significado de conocer al otro sin juzgarlo, dejando de lado los prejuicios, con el objetivo de detectar cuáles son sus necesidades y como le puedo echar una mano.

Y eso, precisamente, es lo que debemos hacer los docentes ante el nuevo grupo-clase, sobre todo si trabajamos con ellos y ellas como tutores y tutoras.

Con qué herramientas puedo calibrar el grupo?

  • La observación en el aula. Cuando estamos ante el grupo ya sea en la clase de nuestra materia o en una tutoría grupal tenemos que ver cómo se interrelacionan, cómo responde cada uno a las diferentes propuestas que los haga, como siguen el desarrollo de la clase …. Puede pensar que esto es muy difícil, que son demasiados factores a tener en cuenta cuando en el aula tenemos 30 adolescentes y “prouta trabajo tengo para que estén callados y atentos …”Evidentemente, la realidad en el aula es diversa y compleja, pero tenemos recursos. No hace falta estar todo el rato observándolos, estudiando los … pero puedo dedicar un ratito a fijarme en algún alumno un día, otro día lo dedico a la observación de otros, voy tomando alguna nota (para no olvidar-me, porque tenemos muchas cosas en la cabeza ) y de esta manera al cabo de unos días tengo una radiografía del grupo.
  • Las salidas de tutoría. Desde mi punto de vista las salidas tutoriales son básicas para calibrar el grupo, para establecer vínculos con el alumnado, para romper dinámicas y crear otras nuevas. Porque cuando me refiero a salidas de tutoría me imagino una salida de un día o de medio día donde el objetivo es que el grupo se conozca, interrelaciones, lo pase bien, juegue, coopere y colabore. Por lo tanto es una salida que desde el instituto, los docentes encargados, lo tendremos programado y la dirigiremos. Por ejemplo, ir a pasar una mañana en la playa o un parque con toda una propuesta lúdica llena de juegos y dinámicas de grupo donde el tutor se convierte en el dinamizador de cada una de las dinámicas: desde jugar al pañuelo, tirar de la cuerda , crear esculturas humanas, carreras en grupos, jugar con los ojos tapados …. y también convendría dedicar un rato a:
    • compartir cómo nos hemos sentido
    • qué hemos descubierto de nosatltres mismos y los demás
    • ¿Qué me llevo de esta salida ….

Buena parte de los juegos y dinámicas que he utilizado en este tipo de salidas los he sacado del libro La alternativa del juego de Paco Cascón, de la editorial Libros de la Catarata.

Deseo que estas pequeñas indicaciones os sirvan para probar y experimentar con vuestros grupos y conseguir un buen clima, un ambiente de confianza y de buen aprendizaje.