El grupo

LA LECCIÓN DEL FUEGO

Un hombre que regularmente asistía a un grupo dejó de participar en sus actividades sin previo aviso.

Después de algunas semanas, el líder del grupo decidió visitarlo. Era una noche muy fría.

Encontró al hombre en su casa, solo, sentado frente a un hogar donde ardía un fuego brillante y acogedor. Anticipando la razón de su visita el hombre dio la bienvenida al líder, lo invitó a sentarse junto al fuego y permaneció quieto, esperando.

El líder aceptó la invitación y, sin decir palabra, se sentó confortablemente.

En silencio contemplaba la danza de las llamas en torno de las brasas de leño que ardían.

Al cabo de algunos minutos, siempre en silencio, el líder seleccionó una de ellas, la más incandescente de todas y la separó del resto de las brasas ardientes. Se acomodó en una silla y permaneció callado.

El anfitrión prestaba atención a cada uno de sus actos con fascinación y quietud.

Observó así como la llama de la brasa solitaria disminuía hasta apagarse de una vez.

En poco tiempo, lo que antes era una fiesta de luz y calor ahora no pasaba de ser un carbón cubierto de cenizas.

Ninguna palabra fue dicha desde el protocolar saludo inicial entre los dos hombres.

El líder se incorporó aprestándose a salir. Tomó entonces el trozo de carbón colocándolo nuevamente en medio del ardiente fuego. Casi de inmediato volvió a encenderse alimentado por la luz y el calor de las brasas ardientes en torno a él.

Ya en la puerta y antes de que el líder se retirara dijo el anfitrión: “Gracias por tu visita y el hermoso mensaje; muy pronto estaré de regreso junto al grupo.”

Leonardo Wolk “El arte de soplar brasas: EN ACCIÓN”

  • ¿Qué papel juegas en un grupo?
  • ¿Como te implicas?
  • ¿Qué compates?
  • Qué te aporta el grupo?

Recursos para iniciar el curso

Como docentes, si nos decidimos a ir incorporado la metodología coaching en el aula, estos días de inicio de curso escolar, será muy importante crear un ambiente propicio dentro del aula.

¿Qué podemos hacer?

Dedicar un rato a conocernos. Seguro que muchos ya lo hacemos, pero pienso que es bueno que reflexionemos sobre este tema.

¿Qué significa este “conocernos”?

En mi caso es saber quien tengo en el aula, además de aprenderme los nombres de mis alumnos, es interesante conocer un poco su historia. De dónde vienen, que les gusta, cómo se plantean este nuevo curso …. Esto permite crear el vínculo necesario para que el aprendizaje sea significativo. Porque si se establece un buen vínculo docente – alumno, el aprendizaje es más vivencial y rico.

¿Qué hacer?

Se pueden trabajar dinámicas de presentación, aunque el alumnado ya se conozca de otros cursos. Propongo alguna dinámica donde además de presentarme con mi nombre también tenga que explicar algo más como por ejemplo:

  • mi plato favorito
  • la canción que más me gusta
  • qué cosa hago muy, muy bien
  • qué objetivo tengo para este nuevo curso
  • que hago en mi tiempo libre

Estas preguntas y/u otras que se os ocurran las pueden contestar en pareja y luego en un círculo cada alumno/a presenta a su pareja.

Así conseguimos varias cosas:

  • Toda la clase conocerá algún aspecto nuevo de sus compañeros y compañeras y puede ayudar a romper alguna mala dinámica.
  • Es un rato distendido, donde la gente ríe y lo pasa bien.
  • El profesorado toma información de su alumnado

Os deseo un muy buen inicio de curso!!

¡Vuelta a empezar!

Para muchos de nosotros, se están acabando las vacaciones y volveremos a estar en casa. Oiremos el despertador temprano para ir al trabajo …..

Y qué bien, nos reencontraremos con gente que hace tiempo que no vemos, podremos compartir las diferentes vivencias de cada uno …

Las épocas de vacaciones, donde nuestro ritmo vital se ralentiza, y tenemos tiempo para estar con nostaltres mismos sin la velocidad que nos impone la rutina diaria, nos ayudan a buscar nuevas metas, a proponernos objetivos para cuando volvamos a la “normalidad” de casa – trabajo. A veces, también nos sirven para hacer un repaso a cómo nos ha ido este año y hacer propósitos de mejora.

Si este es tu caso, ánimos y a luchar por las cosas que has decidido probar o mejorar o volver a hacer ahora, lejos del oasis vacacional.

Algo que podrías intentar para conseguir tus metas es ELIMINAR LOS DEBERÍA … en tu diálogo interior.

¿A qué me refiero?

Imagínate que uno de tus propósitos de este verano ha sido que a partir de la segunda quincena de septiembre quieres ir dos veces por semana a nadar a la piscina. Llega el lunes de la tercera semana de septiembre y te dices: debería ir a la piscina … pero no vas … y así van pasando los días ….

Y si en lugar de debería ir a la piscina te preguntas: ¿QUIERO IR A LA PISCINA?

Estoy convencido que al contestarte esta pregunta actuarás en consecuencia: o irás a la piscina convencido/a o te habrás dado cuenta que era un hito inadecuado para ti en este momento.

Pensando en mi

  • ¿Cuáles fueron las 5 actividades principales que desarrollaste la semana pasada?
  • ¿Cuánto tiempo empleaste en cada una de ellas?
  • ¿Qué querías hacer realmente y qué tuviste que hacer por obligación?

Una vez contestadas estas preguntas….

  • ¿De qué te has dado cuenta en contestar estas preguntas?
  • Tal vez te has cuestionado qué significa “actividad principal”?
  • Una actividad principal es aquella a la que dedicas más tiempo?

————————–

Este pequeño cuestionario (que en el original se llama INDAGÁNDOME) lo he sacado del libro “Coaching, el arte de soplo brasa en ACCIÓN” de Leonardo Wolk y me sirve para reflexionar o para hacer reflexionar sobre cómo utilizamos nuestro tiempo. ¿Cuáles son nuestras prioridades y descubrir si están de acuerdo con nuestros valores o no.

Creo que son unas preguntas que de vez en cuando iría bien que nos formuláramos y ver si nos gustan las respuestas que nos damos. Si alguna respuesta no nos gusta significará que ya sabemoss por dónde empezar a trabajar, ya tenemos una META a la que dirigirnos para sentirnos mejor con nosotros mismos.

Motivar

Demasiadas veces en el trabajo o en casa las nubes no nos dejan ver el resto del cielo. Nos ocultan el sol, la luz …

Como ya comentaba en la anterior entrada, tenemos la opción de ELEGIR como tomarnos esta situación “nublada”, y podemos ser el motor para que los de nuestro alrededor también vean que detrás de estos nubes (muy persistentes a veces) se hay solución.

Seguramente será una tormenta pasajera ….

¿Qué podemos hacer para motivar, animar o inspirar a los de nuestro entorno laboral o personal?

El libro FISH! los autores S. C. Lundin, H. Paul y J. Christensen, nos proponen cuatro acciones interesantes y realizables:

ELIGE TU ACTITUD

¿Cómo nos queremos sentir en nuestro entorno laboral o personal? Esta pregunta la podemos responder buscando estrategias para sentirnos mejor con lo que hacemos. Puedo buscar un cambio de perspectiva a la hora de tomarme las cosas que tengo que hacer, positivizar ….
JUGAR

¿Cómo podemos pasarlo bien y crear más energía? Pienso que es básico que disfrutemos con lo que hacemos, ya sea en el trabajo o fuera del trabajo. Sobre todo en el ámbito laboral tenemos que pasarlo de la mejor manera posible, sin olvidar nuestras tareas, pero poniendo sentido del humor e introduciendo una parte lúdica.
ALEGRAR EL DÍA

Propongo algo tan básico e importante como repartir bienestar a nuestro entorno con pequeños gestos, por ejemplo, saludar, desear un buen día, responder amablemente, una sonrisa …. y muchas otras cosas que se os puedan ocurrir.

ESTAR PRESENTE

O sea, que la gente de nuestro alrededor sepan y noten que los tenemos en cuenta.
Pienso que todo esto son pequeños gestos que si conseguimos ir realizando, si los incorporamos en nuestro día a día, servirán para tener un ambiente tanto laboral como personal mejor.

Qué paséis un buen día!!

¡Elige!

Si, si …. escoge. Tienes todo el derecho a elegir.

Tengo todo el derecho a elegir, a elegir qué?

Me estoy refiriendo a la forma en que queremos elegir vivir nuestra vida, a la manera como nos queremos tomar las cosas que nos pasan, las cosas que decidimos hacer y las que decidimos no hacer. También me refiero a como escojo tomarme esa situación que no me gusta pero me toca vivir ….

¿Puedo elegir cómo vivir cualquier situación?

A esta pregunta, Viktor Frankl (eminente psiquiatra y autor de “El hombre en Busca de Sentido”) nos responde que si. Viktor Frankl, comenta que la última cosa que un ser humano pierde es su derecho a elegir. Siempre nos queda nuestra libertad interior, la forma en que decido tomarme todo lo que me ocurre. Viktor Frankl lo resume en una frase:

“Si conoces el porqué de tu existencia podrás afrontar casi cualquier cómo”

Con todo esto me refiero a que nosotros, en nuestro día a día podemos elegir como tomarnos las cosas y situaciones que vivimos.

A modo de ejemplo:

Una mañana camino del trabajo encuentras que el tráfico está fatal, y estás parado/a en medio de un gran atasco, tienes la opción de decidir cómo tomártelo:

  • Puedes dejarte llevar por los instintos, ponerte nervioso, colérico ….
  • Puedes decidir tomártelo con calma, emplear este tiempo en pensar qué vas a hacer a lo largo del día, escuchar la radio ….
  • Puedes tomártelo con resignación, … que le vamos a hacer …..

Depende de ti! ¿Cuál eliges?

Pienso que a partir de la elección que hagas vivirás buena parte del día de una forma u otra, no te parece?

Calibrar el grupo

Cuando aplicamos la metodología coaching en el aula, lo primero,  conocer al grupo. Saber quiénes son, cómo se relacionan los diferentes integrantes y detectar sus necesidades.

Este proceso inicial se llama calibrar el GRUPO. Este término lo introduje de pasada en la entrada del 27 de mayo donde comentaba “la confianza en el grupo”. En la presente entrada, me gustaría profundizar en la importancia de este concepto.

Si buscamos el significado del verbo calibrar, una de las definiciones se refiere al hecho de evaluar, medir una magnitud en función de un patrón preestablecido. Esta palabra ha sido adaptada por la PNL (Programación Neurolingüística) tomando el significado de conocer al otro sin juzgarlo, dejando de lado los prejuicios, con el objetivo de detectar cuáles son sus necesidades y como le puedo echar una mano.

Y eso, precisamente, es lo que debemos hacer los docentes ante el nuevo grupo-clase, sobre todo si trabajamos con ellos y ellas como tutores y tutoras.

Con qué herramientas puedo calibrar el grupo?

  • La observación en el aula. Cuando estamos ante el grupo ya sea en la clase de nuestra materia o en una tutoría grupal tenemos que ver cómo se interrelacionan, cómo responde cada uno a las diferentes propuestas que los haga, como siguen el desarrollo de la clase …. Puede pensar que esto es muy difícil, que son demasiados factores a tener en cuenta cuando en el aula tenemos 30 adolescentes y “prouta trabajo tengo para que estén callados y atentos …”Evidentemente, la realidad en el aula es diversa y compleja, pero tenemos recursos. No hace falta estar todo el rato observándolos, estudiando los … pero puedo dedicar un ratito a fijarme en algún alumno un día, otro día lo dedico a la observación de otros, voy tomando alguna nota (para no olvidar-me, porque tenemos muchas cosas en la cabeza ) y de esta manera al cabo de unos días tengo una radiografía del grupo.
  • Las salidas de tutoría. Desde mi punto de vista las salidas tutoriales son básicas para calibrar el grupo, para establecer vínculos con el alumnado, para romper dinámicas y crear otras nuevas. Porque cuando me refiero a salidas de tutoría me imagino una salida de un día o de medio día donde el objetivo es que el grupo se conozca, interrelaciones, lo pase bien, juegue, coopere y colabore. Por lo tanto es una salida que desde el instituto, los docentes encargados, lo tendremos programado y la dirigiremos. Por ejemplo, ir a pasar una mañana en la playa o un parque con toda una propuesta lúdica llena de juegos y dinámicas de grupo donde el tutor se convierte en el dinamizador de cada una de las dinámicas: desde jugar al pañuelo, tirar de la cuerda , crear esculturas humanas, carreras en grupos, jugar con los ojos tapados …. y también convendría dedicar un rato a:
    • compartir cómo nos hemos sentido
    • qué hemos descubierto de nosatltres mismos y los demás
    • ¿Qué me llevo de esta salida ….

Buena parte de los juegos y dinámicas que he utilizado en este tipo de salidas los he sacado del libro La alternativa del juego de Paco Cascón, de la editorial Libros de la Catarata.

Deseo que estas pequeñas indicaciones os sirvan para probar y experimentar con vuestros grupos y conseguir un buen clima, un ambiente de confianza y de buen aprendizaje.